¿Cuál es el sentido del Día Internacional de la Mujer?

El lunes 9 de marzo estuvimos en el conversatorio generado por la “Fundación Mujeres de Éxito” con Claudia Palacios presentando su libro HemBRujas.

 

A muchas mujeres nos encantan las fechas especiales, realmente nos gusta cualquier excusa para sentirnos atendidas, amadas y valoradas, es por esto que al ver llegar el mes de marzo nos hace tanta ilusión que le recordamos a los hombres más cercanos de nuestra vida, nuestro gran día, el 8 de marzo: Día Internacional de la Mujer. Te has preguntado alguna vez ¿Por qué esta fecha? O ¿Cuál es el motivo por el que en el calendario a nivel mundial se reserva esta fecha como el día de la mujer? Para ser sincera estas preguntas yo me las empecé a hacer un par de años atrás, así que en este artículo te voy a contar con qué me encontré, además por qué considero que todas las mujeres en el mundo y los hombres debemos seguir conmemorando este día.

Las mujeres de hoy somos más bendecidas que las de hace 200 años

Antes de contarte un poco los acontecimientos que dieron lugar a reservar esta fecha quiero decir que las mujeres de estos días podríamos afirmar que somos más “bendecidas y afortunadas” que las mujeres que vivieron en épocas como los inicios del Medioevo o principios de la edad Moderna; épocas, según mi criterio un poco duras para ser mujer. Esto lo digo por el mundo de limitaciones en el que vivían, literalmente no tenían voz ni voto, no manejaban sus finanzas, no podían acceder al conocimiento a través de la formación profesional, la mujer era más una figura que adornaba al hombre con su compañía, cuidar a los hijos y estar en casa con el objetivo de complacerle. Como mujer trato de imaginarme viviendo esa vida y bueno, estoy segura que hubiera hecho parte activa del grupo de mujeres que luchaban por tener derechos.

Con esa vida tan limitada donde la mujer no podía siquiera tomar decisión sobre ella misma es donde mujeres empiezan a hacer interrogantes: ¿Por qué nosotras no tenemos los mismos derechos que ellos? ¿Qué hacía posible que la condición de nosotras sea tan desigual con respecto a la de ellos? Es a partir de ese momento que la mujer da los primeros pasos para abrirse camino en la búsqueda de la igualdad de género, pero ¿De hace cuánto tiempo estamos hablando?

¿De dónde nace el Día Internacional de la Mujer?

Resulta que a mediados del siglo XIX en el marco del Movimiento Obrero -este fue un fenómeno que surgió a partir de la revolución industrial que tenía como principal objetivo mejorar el bienestar de los trabajadores- las mujeres se animaron a realizar acciones en pro de sus derechos. Es así como en 1848 en Estados Unidos, cientos de mujeres lideradas por Elizabeth Cady Stanton y Lucretia Molt se reúnen en lo que sería la primera convención nacional por los derechos de las mujeres en su país, el lema que proclamaban era: “Todos los hombres y mujeres son creados iguales” en esta ocasión exigían derechos sociales, civiles, religiosos y políticos, aunque recibieron la burla de muchos por el poco éxito, lo cierto es que sin duda alguna estas mujeres dejaron la semilla para que años después más mujeres siguieran luchando por la causa.

En marzo de 1857 en Estados Unidos se dio una marcha convocada por trabajadoras del sector textil quienes reclamaban condiciones laborales más justas, más humanas, en este año más de 40.000 costureras industriales se declararon en Huelga, lo que te voy a mencionar a continuación es un evento del cual no hay pruebas documentales pero se dice que bajo esa misma huelga el 8 de marzo de 1857 murieron incineradas 129 mujeres en la fábrica Cotton Textile Factory, -en Washington Square, Nueva York- al parecer sus propietarios cerraron las puertas de la compañía con la finalidad de que las trabajadoras que estaban en servicio en aquel momento no participaran de la huelga, el incendio se le atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a las solicitudes de las mujeres a mejorar las condiciones de trabajo para ellas.

En 1908, 51 Años después en Nueva York, alrededor de 15.000 mujeres salieron a las calles nuevamente a marchar para insistir en mejores condiciones: menos horas laborales, mejores salarios, la prohibición del trabajo de niños, el derecho al voto. El lema de esa marcha fue: “Pan y Rosas” que hacía referencia a mejores condiciones económicas y mejor trato personal. Un año después se declara en Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer el cual se celebró el 28 de febrero de 1909. En 1910 la alemana Clara Zetkin, líder defensora de los derechos de la mujer propone en la conferencia internacional de Copenhague, conmemorar un día a nivel global. En esa reunión un centenar de mujeres de diversos países aprueban por unanimidad el 8 de marzo. Tan solo un año después, el 25 de marzo de 1911 ocurre la tragedia del incendio en la fábrica Triangle Shirtwaist en Nueva York donde 146 trabajadoras textiles pierden la vida y otras 41 mujeres heridas. 

Por otro lado, en Rusia hubo movimientos feministas* en 1917 con resultados importantes, aprovechando toda la coyuntura de la primera guerra mundial, el gobierno de turno les concede a las mujeres el voto, este hito ocurrió según el calendario juliano el 23 de febrero de 2017, fecha que de acuerdo al calendario gregoriano fue el 8 de marzo de ese año.

A pesar de todos estos acontecimientos y la lucha incansable que por años lideraron mujeres, solo después de la segunda guerra mundial más países se unieron a conmemorar el día Internacional de la mujer y hasta 1975 la Asamblea de Naciones Unidas ONU establece oficialmente el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.

¿Por qué deberíamos darle importancia a la conmemoración de esta fecha?

Lo cierto es que con respecto a los tiempos que acabo de describir hemos avanzado, hoy día encontramos una mujer mucho más independiente y con más oportunidades. Educarse y ser profesional, es una realidad. Las mujeres de hoy votamos, podemos acceder a un trabajo, de hecho, hay muchas mujeres en cargos directivos altos en grandes compañías. Participan de la política. En mi linda tierra Barranquilla tenemos de gobernadora a Elsa Noguera, acá en Bogotá a Claudia López de Alcaldesa, por primera vez en Colombia una mujer en la Vicepresidencia de la república: Martha Lucía Ramírez; en fin, aparentemente cualquiera podría decir que lo logramos. El asunto es que cuando revisamos las estadísticas que tienen que ver con la equidad de género, vemos que aún hay mucha tela por cortar, son pocos los espacios donde las mujeres podemos acceder, este tipo de puestos ejecutivos por ejemplo lo siguen liderando hombres, para la muestra, el porcentaje de mujeres profesionales es un 11% más alto que el de los hombres, pero pese a ello en el sector laboral este porcentaje no es representativo en el caso de las mujeres.

Si nos vamos al tiempo que cada género le dedica al cuidado del hogar encontramos que las mujeres dedicamos alrededor de 20.46 horas a la semana mientras que los hombres unas 8.06 horas. La búsqueda de la equidad de género no es una lucha en contra de los hombres, es una lucha contra ese sistema patriarcal que se ha extendido generación tras generación, el cual es nada positivo para las mujeres porque nos excluye, nos aleja de oportunidades, incluso hasta podría decir que como sociedad nos estanca.

En cuanto a los hombres ese sistema de creencias que lo coloca a él por encima de la mujer genera tal carga emocional que básicamente todo el tiempo le toca ratificar su masculinidad ante los demás: “Los hombres no lloran” “No sea niña” “eso es para viejas”, en fin… esto no es sano, por esto considero que la lucha por la equidad de género es un gana- gana y muy lejos de lo que se piensa, que la equidad de género o el feminismo es un tema de mujeres, realmente es un asunto que nos atañe a todos.

¿Qué puedes hacer tú?

Tal vez cuando escuchas el termino feminismo se te viene a la mente mujeres extremistas que odian a los hombres, que no se dedican tiempo o que son unas resentidas sociales, la intención de contarte un poco de esta lucha a través del tiempo es hacerte ver que eso no es feminismo y que el objetivo del movimiento básicamente es que las condiciones de juego tanto para hombres como mujeres sean iguales. Todas las mujeres activistas que lideran movimientos como Me Too, Ni Una Menos, Ni Una Más, Yes All Woman, entre otros están en sintonía con el legado que nos han dejado estas valientes mujeres. Aún hay mucho por hacer en pro de la equidad de género, debajo encontrarás los datos más recientes de la ONU los cuales te darán más razones para unirte a este tipo de iniciativas, además de unos recomendados que abarcan este tema de una manera más amplia.

Mientras tanto desde la JCI seguiremos desarrollando proyectos alineados a los objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos en la agenda 2030 que incluyen en su objetivo número 5, la equidad de género.

DATOS MAS RECIENTES DE LA ONU

  • 2.700 millones de mujeres no pueden acceder a las mismas opciones laborales que los hombres.
  • En 2019, menos del 25% de los parlamentarios eran mujeres.
  • Una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia de género.
  • De las 500 personas en puestos de jefatura ejecutiva que lideran las empresas con mayores ingresos en el mundo, menos del 7% son mujeres.
  • En los 92 años de historia que tienen los Premios Oscar, sólo cinco mujeres han sido nominadas en la categoría de Mejor Director; de las cinco, sólo una ganó el premio (Kathryn Bigelow).
  • Y hasta 2086 no se cerrará la brecha salarial si no se contrarresta la tendencia actual.

*Feminismo: Doctrina y movimiento social que pide para la mujer el reconocimiento de unas capacidades y unos derechos que tradicionalmente han estado reservados para los hombres.

 

RECOMENDADOS en el tema:

Libro HemBRujas de Claudia Palacios

Películas: La sonrisa de mona lisa, Las Sufrgistas, The Post

Diana Uribe. Especial las mujeres en la historia.

Autor: Katherin Castro, Vicepresidenta JCI

Héroes sin capa Podcast JCI Bogotá
Copy link
Powered by Social Snap